EVOLUCIÓN EN EL RÍO GUADIANA

2004 – La Confederación tiene conocimiento de la planta Eichhornia crassipes, aunque algunos pescadores afirman que ya estaba en el río desde 2003.

2005 – La Confederación Hidrográfica del Guadiana comenzó a realizar actuaciones para controlar la propagación de esta especie invasora.

2006 – Se produjo una grave situación de proliferación masiva de la planta, invadiendo amplias áreas del río Guadiana (desde Medellín hasta Mérida), colonizando unos 70 km de río de orilla a orilla. Gracias a la barrera física que supone la presa de Montijo, aguas abajo de la ciudad de Mérida y a la importante movilización de medios que puso en marcha la Confederación Hidrográfica del Guadiana se pudo frenar su expansión.

2007  y 2008 – Se llevó a cabo la vigilancia y control de la plaga gracias a los fondos aportados por el Ministerio.

2009 y 2010 – Se dio continuidad a los trabajos de lucha contra el camalote con nuevas inversiones. Este periodo constituye una época de control de la especie invasora.

2011 –  La inversión se vio reducida y con ello los medios de vigilancia y control, por lo que con la llegada de las altas temperaturas de la época estival, se produjo otro episodio de proliferación masiva y la plaga volvió a estar descontrolada, expandiéndose desde Medellín hasta Mérida.

2012 –  Fue necesaria la realización de nuevas y urgentes inversiones para la rápida intervención de medios mecánicos ante la situación que estaba generando.

En el tramo internacional (Tramo B6) en Portugal EDIA instala la primera barrera flotante para contener el camalote y se iniciaron labores de vigilancia en la zona.

2013  – La CHG adquirió maquinaria especializada para la extracción de la plaga del medio fluvial. Las importantes lluvias que se produjeron en este año y los consiguientes desbordamientos del río Guadiana, supusieron la eliminación de la planta del curso de agua, sin embargo, la planta supera la presa de Montijo invadiendo el tramo B. El retorno a una situación de control de la plaga que se mantuvo durante el año 2014 y principios del 2015.

A mediados del año 2015 – Se produjo una nueva explosión de la plaga, que motivó el incremento de los medios para la lucha contra esta especie en el río Guadiana.  

2016 y 2017 – Las actuaciones se han centrado en intentar reducir los episodios de proliferación masiva y frenar la dispersión de esta especie a tramos no afectados del río Guadiana para retornar a una situación de control.

La Confederación Hidrográfica del Guadiana y La Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura (parte Española), APA y EDIA parte portuguesa se asocian para llevar a cabo el proyecto ACECA “Actuaciones de control y eliminación del camalote en el tramo transfronterizo del río Guadiana” cofinanciado con Fondos Europeos.

2018 – 2019 – Se pone en marcha un plan de choque para combatir el camalote, en el que han colaborado efectivos de la UME (Unidad Militar de Emergencias). El objeto de este Plan de choque, del que forma parte el proyecto ACECA, es proteger Portugal y llevar medios a la zona de cabecera para liberar kilómetros de orilla afectada en el tramo A.